ESCULTURA RENACENTISTA ESPAÑOLA

Predomina el tema religioso ante todo, rechazando lo profano y lo pagano que queda relegado a una función decorativa en el mejor de los casos.

Lo religioso, por evidente tradición gótica, va a mantener un gusto por lo expresivo, directo y realista que sólo en muy limitados casos va a dar cabida a la “belleza ideal” de los italianos.

La presencia de escultores italianos a comienzos del XVI  contribuyó de manera esencial a dar un cambio de rumbo a las formas plásticas adoptando maneras italianas. Doménico Fancelli   realiza el Sepulcro del Infante Don Juan en la Iglesia de Santo Tomás de Ávila y más tarde el de los Reyes Católicos en la catedral de Granada.

JUAN DE JUNI EL ENTIERRO DE CRISTO

Pietro Torrigiano aplica las formas italianas a las necesidades españolas y desarrolla efectos expresivos destinados a conmover al fiel como en su San Jerónimo Penitente, aspecto que tendrá gran influencia en la posterior escultura española

Dentro del panorama de los escultores españoles que desarrollan el modelo italiano está Vasco de Zarza  que realizó la Tumba del Tostado.

Uno de los más importantes introductores de la estética renacentista a pesar de  su corta carrera fue Bartolomé Ordoñez.  Su formación y sucesivas estancias en Italia le proporcionaron un conocimiento directo de la plástica florentina y romana cuyos recursos formales aplicará en sus obras como son los relieves de Barcelona con temas del Juicio Final y Martirio de Santa Eulalia. No pudo concluir el sepulcro de Felipe el Hermoso y Juana la Loca.

SACRIFICIO DE ISAAC. BERRUGUETE
SEPULCRO DE LOS REYES CATÓLICOS

El periodo central del siglo XVI  conoce el momento de máximo esplendor de la escultura renacentista española especialmente castellana gracias a la labor de Alonso de Berruguete y Juan de Juni.

Berrugete se educó en Italia de donde le provienen distintas influencias (Donatello, Miguel Angel). A partir de esta base creará un estilo personal, nervioso, apasionado, fuertemente expresivo en el ue pueden encontrarse ya  en fecha muy temprana elementos manieristas, en su gusto por lo inestable y por un canon de proporciones extremadamente alargadas y formas serpentinatas: Sillería del Coro de la Catedral de Toledo  

SEPULCRO DEL TOSTADO

 Juan de Juni nace en Borgoña  representa un estilo distinto, su afán de perfección, la lentitud de su trabajo y su gusto por las formas amplias, anchas y musculosas, de tono miguelangelesco caracterizan el estilo que sin duda debe mucho a la tradición borgoñona de realismo dramático: Entierro de Cristo de la  catedral de Segovia.    

 

 

SAN SEBASTIAN. BERRUGUETE
Anuncios