Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘NEOCLASICISMO Y ROMANTICISMO’ Category

NEOCLASICISMO EN ESPAÑA

Son los reyes los que sustentan esta renovación artística, sirviéndose de una institución, la Academia de Bellas Artes de San Fernando, que promueve a la vez que ejerce el control sobre las artes. Poco a poco se instaura el reformismo ilustrado contando para sus proyectos renovadores con la ayuda de notables ilustrados españoles como Aranda, Campomanes, Floridablanca.

 El proceso de introducción en España de las corrientes neoclásicas tiene en común con el resto de Europa el profundo análisis que se hace de las fuentes del clasicismo, el interés por la arqueología,  la crítica de la tradición y el rechazo del último barroco.

En estos años sobresale el arquitecto Ventura Rodriguez (1718-1785), notable por la cantidad de obras que construye y por el control que sobre la arquitectura de toda España ejerció desde la Academia y desde el Consejo de Castilla. Obras suyas son la remodelación de la basílica del Pilar de Zaragoza y de un clasicismo más riguroso son los planos de la fachada de la catedral de Pamplona (1783), telón tras el que se oculta el primitivo edificio gótico. A él pertenecen también los diseños arquitectónicos de las fuentes monumentales del Salón del Prado.

Con la llegada de Francesco Sabatini (1721-1797), que llegó de Nápoles con Carlos III con la misión de atender la política reformista del rey en el campo de la arquitectura, Ventura Rodríguez se vio relegado en el favor real. Sabatini trazó la escalera principal del Palacio Real de Madrid e intervino en la edificación de obras monumentales para Madrid, representativas del poder real, como la PUERTA DE ALCALÁ(1764-1776), que conmemoraba la entrada de Carlos III en la capital, el edificio de la Real Casa de la Aduana de Madrid (1761-1769), hoy Ministerio de Hacienda, en la calle de Alcalá, y el Hospital General (1781), actual MUSEO REINA SOFÍA iniciado por Rodríguez, todo dentro del diseño racionalizado del Barroco clasicista que había conocido en Nápoles. La actividad de Sabatini cubrió el campo de la arquitectura civil y de la ingeniería militar; dirigió numerosas obras en toda España, como  la fábrica de armas de Toledo o el trazado de la nueva población de San Carlos en la Isla del León (Cádiz).

JUAN DE VILLANUEVAes el arquitecto que mejor refleja la consecución y codificación de un auténtico lenguaje neoclásico, fue autor, en elREAL SITIO DEL ESCORIAL, de las casas de Oficios frente al monasterio y también de las Casitas deARRIBAy deABAJO, edificaciones de aspecto totalmente clasicista. Incluidas en el programa cultural de corte ilustrado del gobierno de Carlos III están tres de las obras más emblemáticas de Villanueva: el MUSEO DEL PRADO, EL JARDÍN BOTÁNICO Y EL OBSERVATORIO ASTRONÓMICO. El hoy Museo del Prado estaba pensado como Academia de Ciencias o Gabinete de Historia Natural y se inició en 1785; su arquitectura de formas clásicas perfectamente depuradas, integrada por volúmenes independientes conectados entre sí, es una muestra del modo neoclásico de combinar formas puras.

ESCULTURA NEOCLÁSICA

.Los materiales preferidos serán el mármol blanco y el bronce. En cuanto a la temática, predominan los temas profanos.

Comienza a tomar entidad la estatuaria monumental (los monumentos conmemorativos y las decoraciones escultóricas de los edificios).

La Corona es el principal cliente de la época, y los Borbones pusieron de moda la figura del escultor de cámara, que el que coordina las iniciativas y encargos reales.

Francisco Gutierrez realiza la Fuente de la Cibeles, y Pascual de Pena la fuente de Neptuno ambas en el paseo del Prado. Tambien destaca Alvarez de Cubero con “La defensa de Zaragoza” y Antonio Solá con “el Daoiz y Velarde”  en la plaza del dos de mayo.

PINTURA

Antón Raphael Mengs realizó decoraciones para algunas de las bóvedas del Palacio, predominando en todas ellas un dibujo preciso y una falta de expresividad; colaboró en el Palacio Salvador Maella que también hizo decoraciones para los palacios deAranjuez , El Pardo y El Escorial; su estilo  es distante y su colorido algo estridente.

Pero el cambio en España lo protagonizó Francisco de Goya, su obra se moverá entre un neoclasicismo personal y un romanticismo crítico. La influencia de Goya fue tan grande que es la responsable que este estilo apenas tuviera penetración en nuestro país.

Entre los artistas extranjeros que vienen a trabajar a España destaca Giandomenico Tiepolo que pinta algunas estancias del Salón del Trono del Palacio Real de Madrid

Read Full Post »

NEOCLASICISMO Y ROMANTICISMO

CONTEXTO HISTÓRICO-ARTÍSTICO

La revolución francesa y la  revolución industrial marcaron los últimos años del siglo XVIII y la totalidad del siglo XIX. La Revolución Francesa supuso el triunfo de la burguesía y el fin del Antiguo Régimen, mientras que la Industrial favoreció la aparición de la nueva figura del proletario. 

El siglo XIX es un siglo de cambios, de revoluciones, nacionalismo y liberalismo van de la mano en este periodo. El primero comienza su andadura a principios del siglo XIX tras las invasiones napoleónicas, se desarrolla con fuerza en la década de los 20, con la independencia de Grecia y Bélgica y   culmina con las unificaciones  de Alemania e Italia.

Con respecto a las ideas liberales vemos como cobran fuerza a lo largo del siglo XIX, las  revoluciones  de 1820  es un intento de no perder los principios liberales que se establecieron en muchos países tras las invasiones napoleónicas. La revolución de 1830 culmina con el establecimiento de Luis Felipe de Orleans, “el rey burgués”.

La revolución de 1848 comienza en Francia y en pocos días se extiende por Europa, en cada país tendrá matices diferentes: lucha por la  unificación en Alemania e   Italia, en Francia traerá la proclamación de la II República, y aunque es un fracaso, lo cierto es que sienta las bases para el triunfo del liberalismo más adelante.

Paralelo a estos movimientos hay un movimiento social muy importante, el de los trabajadores que viven condiciones muy duras en la nueva sociedad industrial, esto traerá  movimientos reivindicativos como son el socialismo, el anarquismo  y el desarrollo de los sindicatos entre los trabajadores como intento de paliar sus condiciones de vida.

Roma se la puede considerar como el principal foco del Neoclasicismo y durante el periodo romántico fue también el centro artístico del movimiento “Nazareno” de origen alemán.

Paris tuvo relativa importancia durante el neoclasicismo  aunque es a partir de mediados del siglo XIX cuando se va a a convertir en un centro de obligada referencia artística.

Los límites entre neoclasicismo y romanticismo son poco claros, el término romanticismo surge  en Francia y se emplea como oposición a la pintura neoclásica. En cierto modo el Romanticismo del siglo XIX fue una transformación del neoclasicismo.

NEOCLASICISMO

CARACTERÍSTICAS GENERALES

El Neoclasicismo nació como reacción contra el hedonismo y la frivolidad del rococó. Su impulso inicial no vino de la mano de los artistas sino de los filósofos, los representantes de la Ilustración en Francia. Hombres como Diderot y Voltaire protestaron contra el relajamiento moral del estilo rococó y, por asociación, contra el régimen que lo había engendrado. Reclamaban un arte racional, moral y con principios. Pedían un arte dirigido por la razón y no por el sentimiento, en el que la perfección técnica dominara sobre la improvisación y la imaginación.
El arte neoclásico quiere ser arte moderno, comprometido a fondo con la problemática de su tiempo. Los arquitectos neoclásicos saben que un nuevo orden social exige un nuevo orden de la ciudad y todos sus proyectos se inscriben en un plano de reforma urbanística. La nueva ciudad deberá tener, como la antigua, sus monumentos; pero el arquitecto deberá preocuparse también del desarrollo social y funcional. Se construyen iglesias a modo de templos clásicos, pero también escuelas, hospitales mercados, aduanas, puertos, cuarteles, cárceles, almacenes, puentes, calles, plazas.
Los escultores y los pintores trabajan para la ciudad: estatuas, adornos, grandes representaciones históricas que sirvan de ejemplo a los ciudadanos. Y prefieren sobre todo el retrato

 El Neoclasicismo no está  íntimamente unido a la ideología revolucionaria, aunque se dé el caso de que  es el arte del tiempo de la revolución y del Imperio napoleónico. Aunque también es cierto que es en Estados Unidos donde tendrá una gran vigencia

 Al ideal barroco de la técnica «virtuosa» le sucede el ideal neoclásico, de la técnica rigurosa. Es la época del Academicismo, es decir la necesidad de ajustarse a unas normas establecidas por las Academias.  A la vez que refleja el rechazo del decorativismo rococó, considerado una manifestación del gusto decadente de la nobleza.

ARQUITECTURA

Rechaza todo tipo de ornamentaciones superfluas y busca versiones simplificadas de los modelos griegos romanos y egipcios. Las columnas  sustituyeron a los pilares y los muros se dejan lisos o simplemente se recubren con sencillos motivos en estuco.

En cuanto a tipos de edificios se acentúa la construcción de numerosos edificios de tipo público como bibliotecas, mercados, museos, pórticos etc.

El clasicismo oficial estuvo representado en una construcción parisina  LA MADELAINE de Pierre Vignon levantada como templo de la gloria y finalmente convertida en iglesia. También se levantaron columnas conmemorativas y arcos de triunfo al modo romano: Columna de Vendome  y el Arc de la Étoile  ambos de Chalgrin ambos en Paris.

En Alemania destaca las obras de Leo von Klenze entre las que sobresalen los Propileos y la Gliptoteca en Munich

En Estados Unidos el Capitolio de Washington,  obra de grandes proporciones y coronada por una gran cúpula.

ESCULTURA

El cambio del barroco al neoclasicismo fue lento, sustituyéndose el dinamismo propio del Barroco por el equilibrio y la proporcionalidad basándose en  modelos de la antigüedad grecorromana.. Los modelos se copiaban a la perfección, no se tomaban como punto de referencia como hacía el Renacimiento,  por ese motivo este arte fue pronto estéril.

La temática es la mitológica preferentemente, los materiales el mármol y el bronce.

Los géneros más cultivados son el retrato, el monumento público y el monumento funerario. Un cambio sustancial fue que la monarquía, la nobleza y la iglesia dejaron de ser los únicos clientes siendo sustituidos por una burguesía del gusto mas prosaicos. Destacan Thorvaldsen con  Jasón y el Vellocino de oro y sobre todo Antonio  Canova  con el Beso, el retrato  de Paolina Bonaparte y el Mausoleo de la duquesa María Cristina.

Pintura

La principal fuente de inspiración del artista debía ser la naturaleza, pero como esta es imperfecta se debía escogerse de ella lo mejor, sin dar cabida a la fealdad o a la imperfección. Las obras, pues, debían ser realistas, pero idealizadas. Los personajes debían desarrollar musculaturas perfectas y proporciones canónicas, semejantes a las de las esculturas clásicas griegas. Los escenarios arquitectónicos debían recrear el pasado clásico de forma veraz. Los paisajes naturales habían de ser bellos y tranquilos.

Falta de expresividad. Los sentimientos no debían ser mostrados o si se mostraran debían ser contenidos y fríos. Cuando había que aportar pasión a la escena, algunos pintores utilizarán recursos teatrales, gesticulaciones grandilocuentes con los brazos, que todos entendían como parte del mensaje trascendente con el que se quería ennoblecer la escena. Pero, la mayor parte de las veces, los rostros adoptaban una actitud contenida e impasible, no importando cuán intenso fuese el sentimiento que podía dominar en el tema, puesto que así conservaban esa belleza ideal, sin que el dolor o la alegría deformara sus rasgos.

Las composiciones eran concebidas de forma geométrica, equilibrada y estática. Cuando en un grupo había que establecer una relación de movimiento, resultaba mesurado y con posturas muy estudiadas. No hay temas anecdóticos que distraigan del motivo principal. Todo acontece en primer plano trasmitiendo rápidamente y sin duda el mensaje.

La luz era clara y fría, ya que si se adoptaran tonos dorados se introduciría en la obra una sensualidad que se rechazaba en la estética neoclásica. No se renuncia al claroscuro, que sigue utilizándose por algunos autores, porque la luz intensa dirigida permitía aclarar aún más la prioridad compositiva, dejando en penumbra lo más secundario.

Técnicamente, la factura era impecable; es decir, la superficie del cuadro parecía esmaltada porque difícilmente se apreciaban las pinceladas.

Predomina el dibujo, la forma, sobre el color. Los colores son pálidos, convencionales, y el dibujo es el objetivo prioritario del pintor. Contornos bien definidos, bellas líneas y cuidado del detalle… buscando una semejanza con la escultura.

Todo ello daba como resultado una estética distante del espectador.

Jacques-Louis David o Ingres hicieron coetáneo el carácter heroico del pasado de Roma con la Revolución francesa. Con Napoleón Bonaparte la pintura se convirtió en un arte al servicio de la propaganda del Imperio y del emperador.

El representante máximo de la pintura neoclásica es el francés David. Cultivó la pintura de tema clásico, inspirada en los relieves grecorromanos, de los que copió la simetría, la falta de profundidad y la ordenación en figuras paralelas.

En el Juramento de los Horacios realizada en 1784 y considerada posteriormente como el manifiesto del neoclasicismo pictórico, describe el juramento que los tres hermanos Horacios hacen delante de su padre para luchar por Roma frente a los tres hermanos Curiaceos. Formalmente deriva del mundo romano; en la composición se presenta con claridad los dos grupos distintos: el de los Horacios dispuestos en paralelo según la técnica del relieve romano, el del padre que da las armas, y el grupo de mujeres cuya desolación contrasta con la actitud arrogante de los protagonistas. Todo tiene un carácter teatral, con la arquitectura del fondo en arcos de medio punto y columnas dóricas marcando la perspectiva. El elemento cromático está subordinado al dibujo y al modelado escultórico de las formas. Se trató del primer encargo oficial de David por parte del primer ministro de Bellas Artes consiguiendo el máximo reconocimiento por ella en el Salón francés.

El Rapto de las Sabinas, muestra el afán conciliador de éstas entre los romanos y los sabinos. Cuando estalló la Revolución, David se apartó totalmente de la política. Nombrado superintendente de Bellas Artes, suprimió la Academia y sometió al arte a una dictadura personal. Se mostró enemigo implacable del arte Rococó. De este período destacan el Juramento de la pelota y La muerte de Marat en la que se impone la fuerza de la emoción por encima del clasicismo. Presenta la muerte del héroe en un tono sobrio y sereno, eliminando todo lo accesorio primando la austeridad.

Cuando  Napoleón llegó al poder, David fue nombrado pintor de Cámara (1804-1816). Respondiendo a la petición de su emperador, se dedicó a la creación de un nuevo estilo imperial, ejemplo perfecto del cual es la Coronación del Emperador, en un marco de lujo inherente a la corte. Representa el momento en el que el nuevo emperador se dispone a coronar a Josefina en presencia del Papa. Es una galería de retratos de personajes con una composición que se transforma en fastuosa y abigarrada y con tonalidades cálidas.

Ingres fue discípulo de David. Su vida artística fue muy larga y su obra fue revalorizada y recuperada por las vanguardias (Matisse) .Sus cuadros son enormes y de gran frialdad, apostando por la línea (por la “forma correcta academicista”)Algunas de sus más afamadas obras son Apoteosis de Homero (1808). Es una de las obras más representativas de la teoría neoclásica. Sigue el modelo de la Escuela de Atenas de Rafael.

Otros autor es Anton Rafael  Mengs.

ROMANTICISMO

No es sólo un estilo artístico sino también una actitud vital que afecta al arte, a la literatura, a la música y a otros ámbitos de la vida. Sus raíces ideológicas se hallan en los grandes pensadores del siglo XVIII, especialmente en Rousseau y en la filosofía alemana ligada al nacimiento del nacionalismo.

Aplicado al arte el término romántico nace en contraposición al cálculo y la armonía de las encorsetadas normas neoclásicas, es un nuevo orden  sustentado en la exaltación vitalista y en la necesidad de explorar nuevos campos: exotismo oriental, conflictos bélicos, análisis psicológicos, cementerios, bandidos, costumbres populares, exaltaciones nacionalista y religiosas, pasiones amorosas, viajes y aventuras, suicidio, locura, tempestad, etc.

Fue un movimiento eminentemente pictórico en el que se pueden distinguir los siguientes rasgos generales:

  • Diversidad frente a la uniformidad, exaltación del individuo y de las tradiciones nacionales.
  • Aspiración a la libertad individual y nacional, idea que conecta con las revoluciones burguesas.
  • Historicismo como búsqueda de las raíces nacionales en el pasado
  • Entiende y siente la naturaleza desde el aspecto sensible y desde el religioso, apoyándose en la  Edad Media.

El arte romántico también se fijó en el mundo musulman del norte de África y en el Mundo Oriental.

LA PINTURA ROMÁNTICA EN FRANCIA

Rechaza el clasicismo y la tradición del renacimiento clásico, interesándose por la pintura anterior a Rafael en la que hallaban la pureza de las formas y la espontaneidad que le faltaba al clasicismo.

Este concepto entre clasicismo y  romanticismo tuvo su fase más clara entre 1820-40, cuando se contrapusieron dos concepciones  pictóricas: la tendencia clasicista de Ingres que prefería el dominio de la línea y del dibujo con formas equilibradas por encima del color, y la romántica de Gericault y de Delacroix  que apostaron por un cromatismo vivo, que les serviría como lenguaje expresivo de la emoción y el sentimiento.

No obstante cabe destacar unas características comunes a todos los románticos:

  • Predominio del color sobre el dibujo y usar la luz para difuminar las figuras y acentuar los cromatismos
  • Dramatismos en las composiciones con gran preocupación por el movimiento y la complejidad compositiva
  • Técnica rápida con pinceladas sueltas y pastosas
  • Aparición de temas actuales: revoluciones, guerras, desastres. Y sobre todo la gran importancia del tema histórico y del paisaje.

GERICAULT : Puede ser definido como un colorista que imprime a sus obras una gran energía y furor. Su obra más conocida es “La balsa de la medusa”, en ella recoge el motín y el naufragio de de una fragata francés frente de las costas de África. El artista recoge un episodio histórico que no sirve para exaltar ni enaltecer un momento de gloria, sino que prefiere plasmar en sus pinturas un hecho lamentable, trágico e incluso patético. Gericault estuvo siempre interesado  por los temas orientales asi como por los caballos, una de las pasiones de su vida. A esta temática corresponde “Oficial de Húsares a caballo”

Eugéne Delacroix: Su pintura es colorista y sensual. “La libertad guiando al pueblo” es una de sus principales obras, refleja en ella la insurrección de 1830 que tiene lugar en Paris y que pone fin a la restaurada monarquía borbónica, la Libertad es una figura que recuerda a la Victoria de Samotracia y que lleva en sus manos la bandera tricolor francesa. La escena se organiza de abajo a arriba

La pintura histórica tendrá una gran relevancia dentro del romanticismo. Delacroix es un gran cultivador de este género tal y como podemos comprobar en su obra “La matanza de Quios” donde rinde tributo a los griegos que en este momento están luchando por su independencia.

“La muerte de Sardanápalo” es una de sus más bellas creaciones en las que se narra el trágico momento que vivió el monarca asirio, el cual se vio obligado a matar a sus esposas y caballos antes de ver como eran asesinados por los persas.   

LA ESCUELA DE BARBIZÓN Y CAMILLE COROT

La escuela de Barbizón representa la pintura paisajística francesa, en ella encontramos a  Theodore Rousseau y a Jean Francois Millet. Para muchos autores supone esta escuela el antecedente más inmediato del impresionismo, puesto que pintan del natural, aspecto esencial de la pintura impresionista, es un arte muy próximo al realismo donde el paisaje armónico y sereno se convierte en el protagonista de sus composiciones.

Camille Corot: Nace en Paris, presenta ambientes íntimos y tranquilos que son acariciados por una luz dorada, sus paisajes son bucólicos, líricos y poéticos, su pincelada suelta. Es también un gran retratista. Entre sus obras tenemos La catedral de Chartres 

ROMANTICISMO ALEMAN

Uno de los elementos que confieren mayor unidad a la pintura romántica alemana es la fuerte irrupción de la religiosidad, algo que afectó a la mayor parte de los pintores alemanes de este momento

Los nazarenos   es una hermandad estético-religiosa que viviendo en comunidad quisieron regenerarse artísticamente volviendo el estilo de los primitivos cuatrocentistas destacan Frederich Overbeck, Peter Cornelius.

La pintura romántica alemana se separó de ellos y tuvo en David Friedrich el gran exponente del romanticismo alemán. Es el mejor representante de la interpretación del paisaje desee un punto de vista místico-religioso. En sus obras la naturaleza tiene connotaciones religiosas y la convierte en un símbolo de religiosidad. Representó sobre todo atardeceres y amaneceres en los que se recortan las siluetas de las ruinas que evocan el esplendor del pasado perdido   

LA DIVERSIDAD INGLESA

En pintura  el mundo   romántico se inició con la figura de Henri Füssli, precursor de una temática insólita con referencias a la alegoría animal que le  transportaban al mundo de los sueños, en los que hacía gala de una gran fantasía precursora del surrealismo. El sueño de una noche de verano. Las pesadillas. Otro autor  es Willian Blake, su pintura se basa en un dibujo potente y su paleta es tornasolada e irreal. Rechaza con fuerza el arte oficial.

El gran descubrimiento del romanticismo inglés fue percibir el valor y la importancia del contacto directo con la naturaleza. Los auténticos renovadores del paisajismo inglés fueron William Turner y John Constable, que captaron los nuevos valores de la naturaleza: luz, color, atmósfera… siendo auténticos precursores de los impresionistas.

John Constable: Capta  la naturaleza de la verde Inglaterra, la técnica que utiliza con mayor frecuencia es la acuarela. Maneja el color con gran agilidad aplicándolo en ocasiones directamente sobre el lienzo con la paleta. Es el gran pintor de las nubes y de las tormentas inminentes. La catedral de Salisbury. El Carro de Heno 

William Turner: Convirtió la naturaleza y los cambios de luz en el núcleo de su obra. La luz penetra en los objetos y los deshace, su pincelada es suelta, lo que da sensación de abocetamiento, es dorada su luz, siendo este el color que es protagonista en sus cuadros. Vista de la Ciudad de Venecia.  Lluvia, Vapor y velocidad.    

Los prerrafaelitas surgen a mediados del siglo XIX, tuvieron como referencia estilística el arte renacentista anterior a Rafael, en el que el dibujo asumió una gran importancia. En cuanto a temática se acercaron a la belleza suprema a las almas buenas y nobles. Dante, Rossetti, Millais, Hunt.

LA PINTURA REALISTA FRANCESA

En la década de 1850-60 surge en Francia un grupo de pintores que pretende reflejar la realidad social- en concreto la realidad del pueblo oprimido en un momento de ascenso de la burguesía- con la mayor fidelidad y simplicidad posible.

Uno de los pintores más representativos es Francois Millet que es el pintor de los campesinos, de los humildes conscientes de su situación ante la que ha sabido resignarse: Las espigadoras, El Ángelus

Gustave Coubert se identificó con el socialismo, desafió a la tradición y quiso que su obra fuera para el pueblo, sus  escenas son de la vida cotidiana que se desarrollan en el contexto rural que le es propio:, sus dos obras más importantes son el  Entierro  en Ornans y el Estudio del pintor.

Hónore Daumier  tenía un gran espíritu critico junto con un carácter satírico. Sus personajes son gente del pueblo e incluso marginales que viven en la mas absoluta miseria: El vagón de tercera

LA ESCULTURA DURANTE EL ROMANTICISMO Y EL REALISMO

La inexistencia de elementos cohesionadores en ésta  época  hace difícil realizar una clasificación de la escultura. Francois Rude hace los relieves del Arco de Triunfo de l’Etoile de Paris entre los que sobresale La marcha de los voluntarios también conocidos como la Marsellesa

 

a

Read Full Post »