Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Neoclasicismo en España’ Category

NEOCLASICISMO EN ESPAÑA

Son los reyes los que sustentan esta renovación artística, sirviéndose de una institución, la Academia de Bellas Artes de San Fernando, que promueve a la vez que ejerce el control sobre las artes. Poco a poco se instaura el reformismo ilustrado contando para sus proyectos renovadores con la ayuda de notables ilustrados españoles como Aranda, Campomanes, Floridablanca.

 El proceso de introducción en España de las corrientes neoclásicas tiene en común con el resto de Europa el profundo análisis que se hace de las fuentes del clasicismo, el interés por la arqueología,  la crítica de la tradición y el rechazo del último barroco.

En estos años sobresale el arquitecto Ventura Rodriguez (1718-1785), notable por la cantidad de obras que construye y por el control que sobre la arquitectura de toda España ejerció desde la Academia y desde el Consejo de Castilla. Obras suyas son la remodelación de la basílica del Pilar de Zaragoza y de un clasicismo más riguroso son los planos de la fachada de la catedral de Pamplona (1783), telón tras el que se oculta el primitivo edificio gótico. A él pertenecen también los diseños arquitectónicos de las fuentes monumentales del Salón del Prado.

Con la llegada de Francesco Sabatini (1721-1797), que llegó de Nápoles con Carlos III con la misión de atender la política reformista del rey en el campo de la arquitectura, Ventura Rodríguez se vio relegado en el favor real. Sabatini trazó la escalera principal del Palacio Real de Madrid e intervino en la edificación de obras monumentales para Madrid, representativas del poder real, como la PUERTA DE ALCALÁ(1764-1776), que conmemoraba la entrada de Carlos III en la capital, el edificio de la Real Casa de la Aduana de Madrid (1761-1769), hoy Ministerio de Hacienda, en la calle de Alcalá, y el Hospital General (1781), actual MUSEO REINA SOFÍA iniciado por Rodríguez, todo dentro del diseño racionalizado del Barroco clasicista que había conocido en Nápoles. La actividad de Sabatini cubrió el campo de la arquitectura civil y de la ingeniería militar; dirigió numerosas obras en toda España, como  la fábrica de armas de Toledo o el trazado de la nueva población de San Carlos en la Isla del León (Cádiz).

JUAN DE VILLANUEVAes el arquitecto que mejor refleja la consecución y codificación de un auténtico lenguaje neoclásico, fue autor, en elREAL SITIO DEL ESCORIAL, de las casas de Oficios frente al monasterio y también de las Casitas deARRIBAy deABAJO, edificaciones de aspecto totalmente clasicista. Incluidas en el programa cultural de corte ilustrado del gobierno de Carlos III están tres de las obras más emblemáticas de Villanueva: el MUSEO DEL PRADO, EL JARDÍN BOTÁNICO Y EL OBSERVATORIO ASTRONÓMICO. El hoy Museo del Prado estaba pensado como Academia de Ciencias o Gabinete de Historia Natural y se inició en 1785; su arquitectura de formas clásicas perfectamente depuradas, integrada por volúmenes independientes conectados entre sí, es una muestra del modo neoclásico de combinar formas puras.

ESCULTURA NEOCLÁSICA

.Los materiales preferidos serán el mármol blanco y el bronce. En cuanto a la temática, predominan los temas profanos.

Comienza a tomar entidad la estatuaria monumental (los monumentos conmemorativos y las decoraciones escultóricas de los edificios).

La Corona es el principal cliente de la época, y los Borbones pusieron de moda la figura del escultor de cámara, que el que coordina las iniciativas y encargos reales.

Francisco Gutierrez realiza la Fuente de la Cibeles, y Pascual de Pena la fuente de Neptuno ambas en el paseo del Prado. Tambien destaca Alvarez de Cubero con “La defensa de Zaragoza” y Antonio Solá con “el Daoiz y Velarde”  en la plaza del dos de mayo.

PINTURA

Antón Raphael Mengs realizó decoraciones para algunas de las bóvedas del Palacio, predominando en todas ellas un dibujo preciso y una falta de expresividad; colaboró en el Palacio Salvador Maella que también hizo decoraciones para los palacios deAranjuez , El Pardo y El Escorial; su estilo  es distante y su colorido algo estridente.

Pero el cambio en España lo protagonizó Francisco de Goya, su obra se moverá entre un neoclasicismo personal y un romanticismo crítico. La influencia de Goya fue tan grande que es la responsable que este estilo apenas tuviera penetración en nuestro país.

Entre los artistas extranjeros que vienen a trabajar a España destaca Giandomenico Tiepolo que pinta algunas estancias del Salón del Trono del Palacio Real de Madrid

Read Full Post »